En un mundo sincero

a256825919d65d290ec03bf86a17599d

Cuando todo se torna un profundo silencio, las opciones se agotan…

No existen reglas en un mundo que dice la verdad, somos libres de expresar cualquier sentimiento. Aquí todo es diferente, no existen prejuicios, nadie tiene autoridad de juzgar.

En donde el miedo tiene más relevancia que una alegría. Nadie finge, ni huye de sus temores.

Somos osados confesando que tras el cansancio y la rutina, tememos a cerca del tiempo y de no lograr nuestros objetivos por escasez de el. Nos planteamos muchas metas, y no nos esforzamos al cien por cien. Vivimos en queja, porque somos seres que no logran acoplarse a los cambios, y aunque estos nos beneficien mucho más que antes, seguimos resaltando las desventajas.

Valentía es decir, no valoramos lo que tenemos; rendirse cuando ya no encontramos otra solución, querer echar a perder lo que fuimos construyendo poco a poco, sin darle la importancia y reconocimiento de todo lo que costó.

Vivir deseando descanso y estar cómodos, aplazando los objetivos, cambiando fecha para activar la chispa que nos ayude a continuar con optimismo. Porque nos acoplamos al primer cambio que llegue, y no queremos soltarlo porque creemos no habrá oportunidad igual o mejor.

Damos más prioridad a la incredulidad, que a la verdad. Creemos que otros han venido con algo más especial y por eso obtienen mejores resultados que los nuestros. Y al analizar ese patrón consideramos lejana la posibilidad de lograr nuestros sueños.

En donde duele sentir que somos nuestro propio apoyo, temiendo que los demás no crean en nosotros. Y por esta parte, muchos fallamos; porque creemos que es una locura lo que hacemos, y al no ver resultados, consideramos el hecho de suspender todo.

Somos más pensamientos, que acción. Empezamos las semanas deseando que sea viernes, para seguir descansando…

Si miramos a nuestro alrededor, realmente no estamos valorando que hay muchos que están dispuestos a apoyarnos, y otros lo han hecho siempre. Creen en nosotros, pero sólo nos están dejando crecer y aprender de cada lección. Nos rehusamos a creer que algo está mal, algo sigue fallando…

Todo esto es miedo manifestándose y tarde o temprano, lo desahogamos de muchas maneras. Pero he aquí, mi parte favorita: si todo esto ha permanecido en silencio por mucho tiempo; ahora, he vencido todo miedo.

Me atrevo a decir que es tiempo de derribar todo obstáculo que llegue, es momento de aprovechar cada situación que abrirá nuevas puertas, con oportunidades increíbles. Aunque casi haya perdido todo por un simple impulso, soy dueña de mis pensamientos y soy capaz de atraer las mejores bendiciones a mi vida.

Todo dolor, depresión y tristeza es momentánea, hemos sido creados para triunfar y como siempre lo he dicho, para marcar la diferencia. Es momento de atrevernos, aunque temamos a los resultados. Pues si no damos el primer paso, difícilmente las bendiciones llegarán a nosotros.

En un mundo sincero, también soy muy feliz. Acepto mis debilidades y fortalezas, mi temor y osadía. Al igual, mi paciencia, fe y perseverancia de que todo vendrá, en el momento exacto y preciso, ocurrirá.

Amada vida: gracias, gracias, gracias…

©2017, Paola Contreras.

Fanpage: Una vida en Abril

Instagram: @paocontrerasblog

Twitter: paoccontreras

Correo/Colaboraciones: paolacontrerasblog@gmail.com

 

 

 

 

 

Anuncios

3 comentarios en “En un mundo sincero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s