Pero…

A veces los miedos nos dominan, cayendo en un mundo precipitado en donde todo es duda, lo cual nos genera frustración. Después de lo que vamos alcanzando, todo se vuelve afectado por vanos pensamientos.

Todo lo alcanzado ha sido porque Dios así lo permite y concede, porque nos hemos esforzado y cada lágrima derramada ha tenido su valor. Cada persona que llega a nuestras vidas, trae una misión consigo.

Nada llega por que sí.

Ha llegado el momento de dejar todo ser, no es tiempo de precipitarse por lo que no se ve. Este es el momento clave donde lo único que queda es escuchar nuestro corazón y poner en práctica cada uno de sus consejos y advertencias.

Este es el punto de equilibrio, podemos ver hacia atrás y observar todo lo que nos ha rodeado. Y somos muy afortunados en decir, que han sido bendiciones. Pero no hemos de regresar, porque lo mejor está en este presente y todo lo que venga será mucho mejor.

Bendición ha sido caer, para poder reaccionar y darle valor a cada una de las mínimas cosas que la vida nos da. Porque de ser así, somos capaces de levantarnos con más fuerzas que nunca, demostrar que nada se ha acabado.

Todo apenas comienza, y es tiempo de seguir luchando aunque nuestro cuerpo no aguante, porque en lo más profundo; hay un corazón  latente, un alma añorando y nuestro ser confiando.

También en la dificultad: gracias, gracias, gracias…

tumblr_np6ee3BptF1ux29feo1_500.gif

©2017, Paola Contreras.

Instagram: @paocontrerasblog

 Twitter: paoccontreras

Correo: paolacontrerasblog@gmail.com

Anuncios

4 comentarios en “Pero…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s