El lienzo de su piel

Y acomodó uno a uno los besos sobre su cuerpo… 

Tomó su piel intacta como lienzo y dibujó sobre ella una obra maestra de caricias. 

Aferrándose a su mano y con voz titubeante, susurró al oído palabras que habían sido tan celosamente guardadas para el momento.

Develó una a una las capas que la envolvían, hasta descubrirla así, como tantas veces la había imaginado.

En ese efímero instante se dio cuenta que había profundizado en muchísimo más que su piel…

Había cruzado la línea de sus inhibiciones e inseguridades, había conquistado a sus temores.

La tomó fuertemente en sus brazos, al ver que de sus ojos brotaban lágrimas que gritaban a viva voz:

¡No me dejes!

Acomodó suavemente el cabello que yacía sobre su rostro, suspiró entre gemidos y la besó, como nunca antes lo había hecho.

Para no romper el silencio que acobijaba la atmósfera; ella bosquejó una sonrisa, y sin mediar palabra, correspondió con una mirada ahogada en los restos de lágrimas que yacían aún en su rostro…

Ese día descubrieron que los cuerpos tienen más de una forma para comunicarse.

1255869723263_f.jpg

©2016, L. Amaya

®2016, Paola Contreras.

Anuncios

5 thoughts on “El lienzo de su piel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s