Mis mil sonrisas, para ti.

padre-e-hija

Existen momentos en que la vida da una pauta, para atreverte a buscar cosas que parecen imposibles de encontrar. Es como una inquietud por querer saber, qué pasará si… 

Este es mi caso, no tengo idea cómo, pero un día me dio la sensación por buscarte y ¡Vaya, sorpresa! ¡Me arriesgué! Obtuve resultados positivos.

Obtuve un: “Hija, que alegría me da saber de ti. Que bueno que me buscas”  “¿Cómo estás?”

Y me atreví. ¿Por qué?, no lo sé. Siempre han dicho: “la sangre llama” pues no creo poder comprobar esto.

Lo único que sé, es que eran pequeños recuerdos, donde veo que me sentía feliz a mis 5, cuando me cargabas en tus brazos, mientras cantábamos y me reía de esos momentos, con tus bromas; y puedo recordar detalladamente esa canción. O aquel día en que pude notar cuando ibas en otro auto. ¿por qué no va con nosotras? ¿Por qué tomó otro taxi? Y nuestros caminos se dividían.

Ahora, al contar esto, ni siquiera crees cómo es posible que me recordara de ese viaje a Honduras, después de haber tenido la peor crisis de asma en mi vida, donde estaba muriendo…

Antes de volverte a ver, tenía mucho miedo, nervios e inseguridad por ese, “qué pasará”.  Pero al final, sólo me deje llevar.

Durante esta nueva etapa, ha sido tan divertido descubrir nuestros parecidos. Desde aquella misma posición que teníamos mientras estábamos sentados, y que me asusté: ¡No creoo! (con risa incrédula) y minutos después ver otra posición y estar sentados iguales.

Esas historias y risas. Hasta esos celos, tan parecidos…

Y qué decir sobre el por qué es que me gusta tanto la música clásica, igual que a ti.  O cuando dijiste: “Ayer me acordé de vos, mientras sonaba Michelle de The Beatles en la radio” ¡Morí, yo amo esa canción!

Todavía no sabes que “if you leave me now” me acuerda tanto de ti, todavía no sabemos todo…

Lo curioso de esta unión, es que ha fluido tan bien, ya que mi corazón jamás conoció la palabra rencor. Esa mujer valiosa, nunca me enseñó eso. Y ahora, se alegra por nuestros encuentros.

Todo es tan bonito, que por un momento me he vuelto a sentir una niña. Quiero sentirme consentida y especial a tu lado.
Aprender a escuchar consejos, sugerencias y ánimos diferentes. Esto es tan nuevo y muy divertido.

Poco a poco he ido aprendiendo a que no importa el pasado, las críticas, ni lo que está por venir, solo me importa mi presente para ser feliz. Aprovechar ese tiempo perdido. Y mi alma se alegra, porque somos dos corazones decididos a comenzar una nueva historia.

Aunque por momentos no comprendía, que no era fácil unirnos. Habían pasado más de 10 años. ¡Claro que no iba a ser fácil!

No sé del todo a que se debe esta segunda oportunidad. Solo sé, que soy feliz de aprovechar cada momento, donde podemos compartir y disfrutar hasta donde nos sea permitido.

Porque ni una enfermedad puede determinar nuestro tiempo, de repente ocurren sucesos inesperados y no necesariamente partimos a causa de estas… Si,  es un temor profundo.

Es tan divertido, verte temer porque llegue tarde a casa, porque quieres cuidar de mi. Hay mensajes que me alegran como ese: “Sos mi ángel que no me deja solo”…

Veo un corazón frágil, y muy maltratado por la vida, que ahora quiere reparar errores, no sólo conmigo y que tenía mucha inseguridad en dar esos pasos. Déjame decirte que estás tomando las mejores decisiones y te verás premiado por eso. Yo lo sé..

Porque al principio empecé a redactar con lágrimas en mi rostro, pero ahora es inexplicable poder decir que siento. Es una tranquilidad…

Es así, como agradezco a esa extraordinaria mujer, que amo con todo mi ser y que sabe mi mayor miedo hacia ella, por ser tan especial y comprender que estoy comenzando a vivir una etapa diferente. Donde el total merito se lo lleva, pero que sabe es turno de forjar más momentos especiales para mi…

Papá, más aventuras nos esperan y el día en que llegues a leer esto, te quiero ocasionar y compartir mis mil sonrisas.

Anuncios

5 thoughts on “Mis mil sonrisas, para ti.

  1. ¿Es real? ¿Es autobiográfico? Paola, es de valientes afrontar etapas diferentes, ya sea que te vengan, ya sea que tú las inicies. Pasar de las lágrimas a la tranquilidad…..qué sentimiento tan bello! Un beso!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s